Clasicismo, enigma y abstracción